Instalando SQL Server

Existen dos formas de instalar SQL Server: A través de la interface gráfica o la ventana de comandos. La ventana de comandos es ideal para automatizar instalaciones o bien delegarlas a operadores con menos experiencia. Todo esto es posible gracias al uso de un archivo que contiene todas las opciones de configuración deseadas y el cual alimenta parámetros a la rutina de instalación por comandos. Por otro lado, la interface gráfica es quizás la forma más comúnmente utilizada para realizar instalaciones de SQL Server y es también la herramienta que se utiliza para producir el archivo de configuración recién mencionado.

Cada servidor físico o virtual puede soportar varias copias de SQL Server corriendo al mismo tiempo y por ende varias instancias. Sin embargo, solamente una de las instancias puede ser denominada como la instancia por defecto, lo cual nos obliga a instalar las instancias extras denominándolas como “instancias nombradas” (named instances). Se les llama instancias nombradas porque a diferencia de la instancia por defecto, las conexiones cliente deben especificar el nombre de la instancia como parte de los parámetros de conexión. Por ejemplo, el parámetro de conexión SERVIDOR01\VENTAS establecerá una conexión con la instancia llamada VENTAS que reside en el SERVIDOR01, mientras que el parámetro de conexión SERVIDOR01 sin especificar una instancia en específico se utilizaría para conectarse a la instancia por defecto existente en ese mismo servidor.

Sin duda, la clave detrás de una buena instalación es una buena planeación. Para asegurarnos de que hemos cubierto todos los aspectos importantes, es recomendable hacer un listado (checklist) y utilizarlo como referencia antes y durante el proceso del instalación. Por ejemplo, a nivel sistema operativo SQL Server corre como un conjunto de servicios los cuales deben ser configurados para correr bajo cuentas de dominio individuales. Sin embargo, la rutina de instalación no da opción para darlas de alta por lo tanto éstas deberán ser creadas por adelantado y tenerse a la mano antes de empezar. Un listado nos ayudará a no olvidar la creación de las cuentas, directorios, configuraciones de discos y otros aspectos que deben existir o tomarse en cuenta antes de empezar o durante el proceso de instalación.

El programa de instalación crea varios archivos que registran lo ocurrido durante el proceso. El archivo “summary.txt” registra información sobre el proceso de instalación en general mientras que otros archivos contienen información más específica. Por ejemplo, antes de comenzar a instalar componentes, la rutina de instalación hace un chequeo de las características del sistema para asegurarse que cumple con los requisitos necesarios. El resultado de esa operación se almacena en el archivo de reporte “systemconfigurationcheckreport.htm”. Del mismo modo, la información sobre cada paso principal de instalación se registra en su propio directorio, el cual contiene el archivo “details.txt” que muestra los detalles específicos al paso o etapa en cuestión. Finalmente, las opciones de configuración que se escogieron durante el proceso de instalación quedan registradas en el archivo “ConfigurationFile.ini” el cual es útil como referencia e imprescindible como base para instalaciones automatizadas a través de la ventana de comandos.

Como ya se mencionó anteriormente, SQL Server corre como un conjunto de servicios y aunque éstos pueden correr bajo cuentas regulares locales al sistema, de servicio local o cuentas de red, es altamente recomendable que cada servicio corra bajo su propia cuenta de dominio configurada sin ninguna política de seguridad. Además, las cuentas tampoco deberán ser miembros del grupo de administradores locales del servidor.

En lo que se refiere a la cuenta que correrá el servicio de SQL Server, ésta debe ser configurada también con el privilegio “lock pages in memory” lo cual es mandatorio para sistemas de 32 bits habilitados para AWE y recomendado para sistemas de 64 bits. Es importante señalar que el programa de instalación asignará a dichas cuentas los permisos necesarios para accesar archivos, a los recursos del sistema y el registro de configuración (registry).

This entry was posted in Instalación. Bookmark the permalink.

Leave a Reply